Programa aula bebes

 

Programa Aula Bebés

Nuestro Lema

 

El bebé no se adapta a la guardería, sino nosotras al bebé. El aula de bebés pretende ser una prolongación de vuestro hogar.

Hoy en día, hay distintos tipos de crianza. Los papás elegís el modelo que consideráis mejor, y nosotras os acompañamos en el proceso. En la medida de nuestras posibilidades, lo llevaremos a cabo.

El programa de este aula va enfocado a despertar todos sus sentidos a un mundo nuevo. Empezamos con el gusto, es por donde empiezan a investigar su propio cuerpo y los objetos. La vista que les permite reconocer a sus figuras de apego, descubrir el entorno, seguir los objetos. El tacto, una vez que ya se han reconocido sus manitas empiezan a investigar con ellas. El oído, es importantísimo tanto hablarles mucho como la música, será lo que les permita en un futuro el habla.

El olfato, es muy importante los primeros días de vida, les permite reconocer a su mamá, pero va pasando a un segundo plano a medida que pasan los meses.

Dicho ésto comenzaremos a su vez, a trabajar las 5 áreas del desarrollo evolutivo acorde a su edad en cada momento. Los objetivos son únicos a cada niño. Como ya sabéis, damos mucha importancia a la singularidad de cada uno y en este aula más. Cada bebé llevará su ritmo de sueño, comidas, no hay horas establecidas para todos. Cada uno lo que necesite en cada momento y lo que decidáis los papás. Os aconsejaremos en las dudas que tengáis y os haremos recomendaciones según vayan surgiendo.

Estamos en contacto

 

Es fundamental que los papás os sintáis tranquilos y seguros porque habéis dejado a nuestro cargo a vuestro bebé, por eso, siempre estamos disponibles para vosotros. Como en las otras aulas, os mandaremos fotos y videos de vuestro pequeño para que le veáis a diario (previa autorización por vuestra parte).

El bebé y nosotras debemos crear un vínculo afectivo, un apego seguro. Eso es lo que le permitirá ser un bebé feliz, es nuestra primera meta siempre. Desde ahí el bebé se sentirá seguro y podrá ir aprendiendo y desarrollándose.

El aprendizaje es por extensión desarrollo. Es la expresión de la capacidad que tiene el cerebro de cada individuo de modificarse a través de la propia experiencia. Por eso es importante dejar a los niños explorar y aprender explorando, evitando hacerlo por ellos. A esta forma de enseñar le llamamos constructivismo, un proceso de enseñanza dinámico, participativo e interactivo. El niño se convierte en el arquitecto de su propio conocimiento (Elisabeth Fodor y Monserrat Morán, 2014). Como veis siempre nos apoyamos en distintos autores, que a lo largo de nuestra experiencia, nos inspiran para llevar cabo nuestra labor de la manera mas eficaz posible. Es importantísimo brindar al bebé de la libertad del movimiento, que le permite investigar el mundo; jugar, jugar y jugar. Es compartir experiencias, descubrirse y crecer. Jugar fomenta el deseo de aprender, descubre el placer de la risa, tan necesario para una vida placentera.